Inicio / Ayuno intermitente

¿Qué es?

El ayuno intermitente es lo contrario de comer. Cuando te abstienes de comer, como cuando no desayunas o si cenas temprano, estás practicando el ayuno intermitente.

Se le define como un método efectivo y saludable para perder peso y controlar la ingesta calórica.

En cuanto a sus beneficios, hay estudios que confirman que:
  • Aumenta la pérdida de peso, mientras mantiene los tejidos delgados
  • Aumenta la energía
  • Promueve la reparación celular y la autofagia (la estación de reciclaje incorporada a tu cuerpo, que rompe las células viejas y defectuosas y reconstruye células para un mejor funcionamiento)
  • Reduce la resistencia a la insulina y leptina
  • Protege contra la diabetes tipo 2
  • Baja el colesterol malo y aumenta el colesterol bueno
  • Promueve la longevidad
  • Protege contra enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y el Parkinson
  • Mejora la memoria y estimula la función cerebral
  • Hace que las células sean más resilientes; mejorar la inmunidad previene la glicación y el proceso de envejecimiento
  • Reduce el hambre y la ansiedad por la comida

Hay una gran cantidad de evidencia científica respaldando que el ayuno hace que los procesos de envejecimiento sean más lentos, previene muchas enfermedades crónicas y prolonga la vida.

Las investigaciones muestran que implementar el ayuno intermitente a cualquier estilo de vida puede revitalizar tu vida y mejorar una gran variedad de indicadores de salud.

Lo que NO produce el ayuno intermitente

  • El ayuno NO te lleva a sobrealimentarte
  • NO te deja con un apetito voraz
  • NO te hace perder tus músculos
  • NO se te desordenan tus hormonas de manera negativa

Una explicación más profunda

Todo el azúcar de tu sangre se va a utilizar. Se nos ha dicho reiteradas veces que el azúcar es la principal fuente de energía de nuestro cuerpo. Es verdad. Pero no porque sea la principal fuente de energía es la mejor. Piensa en el azúcar como lo hacemos con el petróleo y cuán destructivo es. Ahora piensa en la energía solar. Cuando ayunas, tu cuerpo pasa de utilizar combustible fósil crudo como el petróleo a utilizar energía solar.

De glicólisis a cetosis

Glicólisis = combustible fósil

Cetosis = energía solar

Una vez que todo el azúcar se ha utilizado, el cuerpo pasa de gastar el azúcar como combustible (glicólisis) a usar la grasa corporal como combustible.

Este estado nuevo se llama cetosis. No estamos refiriéndonos a la cetosis de la dieta cetogénica, la cual usa la grasa que consumes a lo largo del día en tus comidas. No. La cetosis del ayuno intermitente te lleva a que lo que se queme sea la grasa corporal almacenada.

Llegó la hora de comenzar a gastar tu grasa corporal almacenada, después de todo, para eso está ahí.